Carmen y Campeche ya con CUARTA OLA de Covid 19

0
595

Por la negligencia del Ingeniero Agrónomo Octavio Romero Oropeza, Director General de Petróleos Mexicanos, se ha dado un nuevo brote de COVID-19 en el sector petrolero, pese a que el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, hace apenas unos días dio positivo por segunda ocasión, las raquíticas medidas sanitarias permanecen.

Durante los primeros 12 días del año, los incrementos de casos positivos en la sonda de Campeche, han ido catastróficamente en aumento, dando un total de 50 positivos y más de 100 sospechosos, sin embargo, todo esto ha tratado de ser minimizado por los directivos de Pemex, a quienes parece poco importarles la presencia de la 4ta ola y sus variantes

Es de recordar la escasez de pruebas para detectar el virus, aproximadamente un 75% de los trabajadores de la sonda de Campeche, pertenecen a empresas particulares con atención médica del Instituto mexicano del Seguro Social, el 25% restante son trabajadores directos de Pemex, pero a ninguno de ellos, se les ha dado el seguimiento protocolario correspondiente, para evitar la propagación del mortal virus.

Dada la nula capacidad administrativa del Agrónomo Romero Oropeza, Pemex se ha encontrado en números rojos y una constante debacle económica lo cual ha provocado que se ponga en riesgo a los obreros Petroleros y que las medidas sanitarias no sean las adecuadas, esto a decir del ex trabajador Jorge Luis Río Robles.

Durante el inicio de la pandemia y lo que va de ella, petróleos mexicanos y su director han sido duramente cuestionados, ya que no se han tomado las medidas pertinentes provocando que durante el año 2020 se reportaran 396 defunciones por COVID-19, en 2021 la cifra alcanzó los 641 trabajadores fallecidos, siendo considerada la empresa con más muertes en el mundo.

De continuar como hasta ahora, Pemex es una bomba de tiempo que al explotar dejaría a su paso una larga estela de muerte y dolor.