Encuentran muerta a rara ballena blanca en la orilla de la playa

0
110

Hace un par de días se dio a conocer sobre el hallazgo de una ballena blanca muerta en las costas del estado Victoria, Australia, la cual fue considerada como un hallazgo altamente raro por diversos científicos.

De acuerdo con medios locales, la ballena blanca muerta fue encontrada por Peter Coles, comandante del Departamento de Medio Ambiente, Tierras, Agua y Planificación (DELWP por sus siglas en inglés), el cual recorría las playas de Mallacoota en un kayak para tomar una serie de fotografías de la zona antes mencionada.

Cabe señalar que el hallazgo de esta rara ballena en las costas de las playas de Mallacoota, fue relacionado con el ejemplar catalogado como Mingaloo, cetáceo jorobado albino descubierto en 1991 por científicos y del cual no se sabe nada desde hace un par de años luego de que se perdiera el rastreador con el que se le hacía seguimiento al animal.

Pese a ello, nuevos estudios señalaron que la ballena blanca encontrada en las costas de una playa de Australia se trata de una hembra, la cual no había sido vista anteriormente por los científicos, por lo cual, descartaron que se trate del macho nombrado Mingaloo.

Por otro lado y luego de los estudios realizados por los oficiales del Departamento de Medio Ambiente, Tierras, Agua y Planificación de Victoria, en Australia, se dio a conocer que la clasificación como “ballena blanca” de este cetáceo podría estar equivocada.

Y es que los investigadores señalaron que se encontraron manchas oscuras a lo largo de su cuerpo, por lo cual el color blanco que presenta la ballena podría tratarse de una despigmentación de su color natural.

Con eso dicho, se señaló que una de las posibilidades del color del cuerpo de la ballena es que su piel se cayera mientras su cuerpo empezaba a descomponerse con el pasar de los días.

Asimismo, se dio a conocer que otra posibilidad es que esta ballena blanca tuviera leucismo, una condición similar al albinismo que también afecta la producción de melanina.