La OMS declaró la emergencia internacional por el aumento de casos a nivel mundial

0
158

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció esta mañana la activación del nivel de alerta máxima para hacer frente al brote de viruela del mono. Ahora está clasificada como una emergencia de salud global, la alarma más alta que puede sonar.

Según cifras del organismo sanitario mundial, hay más de 16.000 personas en 75 países infectadas por el virus originario de los monos. El director del ente, Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestó su preocupación ante el incremento de los casos.

Dentro mismo de la OMS había contradicciones por el alza de números y la no declaración de la emergencia internacional. “Desde el último EC de #monkeypox hace solo unas semanas, hemos visto un aumento exponencial en los casos. Es inevitable que los casos aumenten drásticamente en las próximas semanas y meses. Es por eso que @DrTedros debe hacer sonar la alarma global”, Lawrence Gostin, el director del Centro Colaborador de la OMS sobre Leyes Nacionales y Globales de Salud, dijo en Twitter. Y remató: “La falta de acción tendrá graves consecuencias para la salud mundial”.

“La viruela del mono está fuera de control, no hay ninguna razón legal, científica o sanitaria para no declarar una emergencia de salud pública de magnitud internacional”, dijo en Twitter el viernes Lawrence Gostin, experto estadounidense en derecho de la salud pública y director del Centro de Derecho de la Salud de la OMS. Tedros había expresado “su preocupación” por el aumento del número de casos de viruela del mono el jueves durante la apertura de la reunión del comité de emergencia de expertos que estudian si el brote actual de la enfermedad amerita o no el nivel de alerta máxima.

La emergencia de salud pública de alcance internacional, el mayor nivel de alerta de la agencia sanitaria, ahora debe desencadenar toda una serie de acciones de los países miembros. Desde inicios de mayo se detectó un aumento inusual de los casos fuera de los países de África central y occidental donde el virus es endémico, extendiéndose por el mundo entero, con un fuerte número de contagios en Europa.