Dengue en México: señales de alerta que debes conocer

0
21

El dengue es una enfermedad causada por un virus y se transmite a las personas por la picadura del mosquito portador de la enfermedad, por eso te presentamos cuáles son las principales señales de alerta.

El dengue no se transmite de una persona a otra y actualmente no hay vacuna para combatirlo. Es común en regiones tropicales y subtropicales de México y lugares donde se estanca el agua y la mayoría de los casos en el hemisferio norte ocurren en la segunda mitad.

Existen 3 manifestaciones diferentes de la enfermedad, que son:

Fiebre de dengue
Fiebre hemorrágica
Shock hemorrágico

¿Señales de alerta del dengue?

La enfermedad afecta a personas de todas las edades, con síntomas que varían entre una fiebre leve a una fiebre incapacitante, acompañado de dolor intenso de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor en músculos y articulaciones, y eritema.

La enfermedad puede progresar a formas graves, caracterizada principalmente por choque, dificultad respiratoria y/o daño grave de órganos.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los síntomas del dengue, conocido comúnmente como “trancazo” o “fiebre quebrantahuesos”, aparecen después de un periodo de 4 a 7 días de la picadura del mosquito y se presentan como:

Fiebre
Dolor de huesos
Dolor de cabeza intenso (en la frente)
Dolor de ojos (que se incrementa al moverlos)
Erupción en la piel (parecida al sarampión)
Náuseas
Vómito
Insomnio
Prurito (comezón)
Falta de apetito
Dolor abdominal

En casos graves:

Hemorragia
Convulsiones a causa de la fiebre
Deshidratación severa

Cómo prevenir el contagio de Dengue

Una de las formas más importantes de control de mosquitos es usar repelente cuando planeas estar al aire libre.

Otras formas de protegerte de los mosquitos incluyen:

Usar mangas largas y pantalones al aire libre cuando sea posible.
Cubrir carreolas o portabebés con una red contra mosquitos.
Solo dejar una puerta o ventana abierta si tiene una pantalla.
Hacer funcionar un ventilador en la entrada u otras áreas para crear un flujo de aire turbulento.
Eliminar el agua estancada alrededor de tu hogar, como el agua que se acumula en macetas o tambos.