“No voy porque no se invita a todos”: AMLO sobre su participación en la Cumbre de las Américas

0
149

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), informó este lunes que no asistirá a la Cumbre de las Américas porque el anfitrión, Estados Unidos, no invitó a todos los gobiernos de la región.

“No voy a la cumbre porque no se invita a todos los países de América y yo creo en la necesidad de cambiar la política que se ha venido imponiendo desde hace siglos, la exclusión”.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.
Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario federal dijo que México estará representado por el canciller, Marcelo Ebrard, en la cumbre, que comienza este lunes en Los Ángeles.

Anunció, además, que en julio tiene previsto ir a visitar a su colega estadounidense, Joe Biden, en la Casa Blanca.

EU excluye a países de Cumbre de las Américas
El gobierno estadounidense decidió excluir a los de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas, dijeron personas familiarizadas con el asunto, a pesar de las peticiones del presidente López Obrador de no asistir a la reunión a menos que todos los países del hemisferio occidental fueran invitados.

La decisión de Estados Unidos, que siguió a semanas de intensas deliberaciones, corre el riesgo de un boicot embarazoso de la reunión organizada por Washington a finales de esta semana en Los Ángeles si el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y algunos otros mandatarios deciden no presentarse.

Responsables estadounidenses determinaron que las preocupaciones sobre los derechos humanos y la falta de democracia en los tres países, los principales antagonistas de Washington en América Latina, pesaban demasiado en contra de invitarlos, dijo una fuente con sede en Washington a última hora del domingo.

La exclusión de Venezuela y Nicaragua, liderados por partidos de izquierda, ya había sido señalada en las últimas semanas.

La mayoría de los mandatarios han señalado que asistirán, pero el rechazo de gobiernos liderados por la izquierda sugiere que muchos en América Latina ya no están dispuestos a seguir el liderazgo de Washington como en ocasiones en el pasado.

Altos cargos de la Casa Blanca han insistido en que las invitaciones se disiparán y la cumbre será un éxito, independientemente de quién asista.