Despelusan a pelusa

0
752

Pelusa era una gata que desapareció de su hogar en la comisaría de Chicxulub en el municipio de Progreso, el viernes 16 de diciembre. Su dueña Yazmín Domínguez, finalmente,- el 22 de diciembre- halló sus restos y descubrió que su vecino F.C.M.C, la asesinó y se la comió. Constató que la piel de su mascota se encontraba en una mesa del patio del sujeto.

A pesar de la sorpresa, tristeza y enojo, fotografío la piel y dio parte a la policía del municipio de Progreso. Los oficiales atestiguaron la escena, pero no pudieron ingresar a recuperar la evidencia, ya que no existía una orden de cateo.

La joven acudió a denunciar a la agencia de la Fiscalía General del Estado (FGE) del puerto.

“Ayer ocurrió todo, me puse mal, me estaba desmayando, me faltaba el aire, es algo que no quise aceptar. Yo lo pude ver desde mi casa, no tuve que meterme a su casa. Días antes le preguntamos si la había visto, le rogamos que nos diga, es una persona en apariencia normal y piensas que no hará nada”, relató en entrevista para Proyecto Libres.

La casa de Yazmín colinda con la de F.C.M.C. Se asomó a su patio y descubrió qué ocurrió con Pelusa. Confirmó que su mascota nunca se fue de casa, él la sustrajo.

“Una vecina me dijo que había una piel y yo por curiosidad me asomé desde mi patio a su patio, yo lo vi con mis propios ojos. No hay palabras para esto porque es algo que te quedas en shock, no puedo dormir, cerrar mis ojos y solo veo eso, saber que mi gata nunca se fue, él la agarró y él le hizo eso, esta asquerosidad”, dijo entre lágrimas.

Por el momento, la joven no cuenta con el número de la carpeta de investigación. El personal de la FGE de Progreso le prometió que este viernes 23 de diciembre, se lo proporcionarían.

La Unidad Especializada en Delitos de Maltrato del Animal Doméstico con sede en Mérida, contactó a Yazmín. Acordaron llamarle de nuevo para darle seguimiento al caso, pero no lo han hecho.

Yazmín solo quiere justicia para Pelusa y castigo para el asesino. “Lo que quiero es que se haga justicia ¿Van a esperar a que lo haga con una persona o con un niño? Él no debe estar libre, por eso la gente vive con miedo de salir y no está tranquila”, reclamó.

“Mi relación era tan hermosa con ella, me sacó de la depresión , fue la primera que hizo que me enamore de los animales. Siempre estuvo conmigo, era una escandalosa y a veces odiosa, pero siempre estuvo con nosotros. Tenía dos años, no era de problemas, que se robara comida. Era una gata buena y digna”, recordó.