“Ho, ho, ho”: Policías se disfrazan de Santa Claus y detienen a narcomenudistas

0
499

Disfrazados de Papá Noel (Santa Claus), de duendes y de ayudantes del personaje navideño, agentes encubiertos capturaron a cuatro presuntos vendedores de cocaína al menudeo en un barrio de Lima, Perú, informó el lunes la Policía.

La operación denominada “La caída de los Grinch de Chicago” tuvo lugar el sábado y se inició cuando los agentes policiales disfrazados recorrían a pie las calles del distrito de Surquillo.

Algunos sectores de Surquillo son conocidos en el lenguaje popular como “Chicago Chico“, por su inseguridad, aludiendo a las violentas mafias que operaban en la ciudad estadounidense de Chicago en los años 1920.

Policía se disfraza dependiendo la temporada
“Estamos en Navidad y tener un Papá Noel en la vía pública no llama la atención y eso aprovechamos nosotros para realizar la intervención“, dijo el coronel David Villanueva, jefe del Escuadrón Verde de la Policía Nacional, al canal América TV.

“Siempre tenemos una característica de mimetizarnos de acuerdo con las temporadas. Ahora estamos en Surquillo, en un lugar altamente concurrido y para pasar desapercibidos utilizamos estos personajes“.

David Villanueva, jefe del Escuadrón Verde de la Policía Nacional.
Todo parecía normal hasta que, al llegar a una vivienda, una ayudante de Santa Claus vestida con traje rojo y bordes blancos, tomó una gran comba (mazo) y abrió de un golpe la puerta de madera de una vivienda.

Se trataba de una mujer policía. Inmediatamente, ella y sus compañeros ingresaron a la casa, según imágenes compartidas por la policía.

Detenidos creyeron que era una broma
En vez de Feliz Navidad o la sonrisa de Santa Claus, lo que escucharon los intervenidos fue: “Alto, policía, quédate allí, al piso”.

En las imágenes se observa a Papá Noel arrestando a uno de los detenidos dentro de la casa. En total capturaron a tres hombres y una mujer. Los detenidos creyeron que se trataba de una broma, dijo la policía.

El operativo permitió decomisar 6 mil paquetes pequeños de pasta básica de cocaína, 104 bolsitas de cocaína y 279 de marihuana, escondidos en la casa.

Un kilo de pasta básica se vende al menos en 380 dólares en Perú, en tanto que el kilo de clorhidrato de cocaína -la droga más pura- se comercializa en unos mil dólares.

Perú es considerado uno de los mayores productores globales de cocaína, junto con Colombia y Bolivia.